CÓMO SUPERAR EL MIEDO A VIAJAR Y LAS MARAVILLOSAS LECCIONES DE VIAJE. Capítulo 1: Generosidad - Millennial On The Road CÓMO SUPERAR EL MIEDO A VIAJAR Y LAS MARAVILLOSAS LECCIONES DE VIAJE. Capítulo 1: Generosidad - Millennial On The Road
Desarrollo personal Viajes

CÓMO SUPERAR EL MIEDO A VIAJAR Y LAS MARAVILLOSAS LECCIONES DE VIAJE. Capítulo 1: Generosidad

By on 19 enero, 2016
Security is mostly a superstition. It does not exist in nature,
nor do the children of men as a whole experience it.
Avoiding danger is no safer in the long run than outright exposure.
Life is either a daring adventure, or nothing.
To keep our faces toward change and behave like free spirits
in the presence of fate is strength undefeatable.
– Helen Keller
 
 

-¿Cómo? ¿tú, sola? ¿y no te da miedo?

-Planeándolo muy bien. Sí, yo sola. Y claro que tengo miedo, muchos miedos… pero miedos también buenos… miedos a que la vida siga sorprendiéndome como lo ha hecho hasta ahora

Por fin llegó el momento. Llevaba más de 7 meses preparando este viaje y hace una semana comencé mi vuelta al mundo. 

Hasta llegar aquí he escuchado de todo: ¿Por qué? ¿cómo? ¿cuánto tiempo? ¿con qué dinero? ¿qué vas a hacer tú sola por ahí? ¿así tal y como está el mundo? y un largo y entretenido etc…

Si hubiera hecho caso a todos los comentarios de las personas que han opinado sobre mi viaje, muy probablemente no estaría escribiendo este post desde la sunny California.

Así que hoy quiero recordarte las cosas que se nos olvidan mencionar a casi todos cuando alguien nos cuenta sus sueños, nos habla de sus viajes o comparte con nosotros el nuevo proyecto en el que ha puesto todos sus ahorros e ilusiones. Pero como las cosas negativas ya se encargan de recordarlas la inmensa mayoría hoy yo me centro en las positivas (más numerosas, se ponga como se ponga cualquiera).
Y es que no llevo ni 7 días de viaje y ya me han sucedido cosas maravillosas. Puedo decir que ya me ha merecido la pena todo hasta aquí, y que la vida ya empieza con sus lecciones, sigue leyendo que te las cuento ?

Comenzaré diciendo que desde que empecé a preparar mi viaje todo se ha alineado para que salga perfecto. Podría decir que nací con estrella, o que me encargo de mirar la vida con los ojos que ven oportunidades y el lado positivo de las cosas (en lugar de peligros, miedos y pesimismo); o como me gusta recordar, que me lo curro mucho. Sea como sea, el caso es que desde que empecé a darle forma a mi sueño las maravillas se han ido sucediendo una a una.

Como decía llevo apenas 7 días de viaje y es curioso que desde que hace 7 meses empecé a compartir mi viaje con familiares, amigos y conocidos, nadie me advirtiera de muchas de las cosas que ya llevo vividas. Todos se encargaron de recordarme que tuviera cuidado, que no andara por lugares inseguros, que no hablara con desconocidos (ardua tarea al irte a dar la vuelta al mundo sola, pero me temo que así son las abuelas…) sin embargo, nadie me advirtió de algunas de las cosas que ya llevo vividas:

Nadie me advirtió de la hospitalidad de personas con las que te cruzaste hace ya tiempo en tu vida y que sin pedirte nada a cambio te abren las puertas de su casa y te dan cobijo y compañía el primer día de tu vuelta al mundo.

Da que pensar que todos hicieran hincapié en que tuviera cuidado con la mochila, el dinero bien cerca del cuerpo, y siempre alerta… y que nadie me haya advertido que al llegar a Estados Unidos y al no funcionarme las tarjetas de crédito en la máquina expendedora de billetes y la misma no dar cambio de un billete de 20 dólares, un chico me pagara mi billete sin siquiera preguntarme quién era ni de dónde venía.

Nadie me dijo tampoco que volvería a ver otro gesto de generosidad al tener el mismo problema en el autobús y que la autubusera me dejara pasar sin pagar.

Es increíble que me recordara todo el mundo que tuviera cuidado, que siempre en zonas seguras, y que nadie me advirtiera de la maravilla de mirar al cielo y ver los atardeceres californianos.

Todo el mundo se encargó de recordarme lo que echaría de menos la comida española pero nadie siquiera me mencionó los sabores exóticos y tropicales que estaban esperándome en California. Las nuevas texturas, colores y olores son sobreacogedores.

Quería empezar este viaje aprendiendo sobre algo que me apasiona, la cocina. Entré en la red Wwoof (World Wide Opportunities on Organic Farms) una red para buscar el proyecto sostenible y relacionado con la agricultura que más te guste. Busqué y encontré el maravilloso proyecto que me trae a California casi dos meses. Tengo la suerte de ser miembro de The Vibe House y desde que he llegado que me brinden comidas exquisitas, y me enseñen técnicas increíbles en la cocina. (Cómo llegar hasta aquí os lo cuento con detalle en otro post.)

En fin, trabas y más trabas. Eso es lo que encontramos siempre. ¿Una ilusión…? aquí mis peros y mis sombras. ¿Y las oportunidades? ¿Y las sorpresas? ¿Y los atardeceres?
Es obvio que no podemos olvidar los peligros del viajar, de eso podemos hablar en otro post, pero ¿y las cosas maravillosas que nos ofrece la vida? ¿dónde dejamos la felicidad que sentimos al realmente hacer lo que queremos hacer? ¿Por qué nadie nos advierte de estos ataques de libertad y felicidad cuando estamos siguiendo nuestro corazón? 

Así que yo hoy te animo a que viajes, a que sigas tus sueños, materialices tus proyectos, cumplas tus ilusiones. Los problemas vendrán, tenlo claro, igual que la cosa se pondrá de otro color en otras partes del mundo de mi viaje. Así es la vida. Pero también aparecerán personas que te pagarán un billete, otras que te aplaudirán tu valentía y el cielo siempre te regalará atardeceres. 

El coraje no es la ausencia del miedo. El coraje es saber que hay algo más importante que el miedo. Atrévete a tener miedo.

Y si todo sale mal y tenemos que retroceder, también habrá merecido la pena. Nos llevaremos con nosotros la enseñanza. Eso sí, tendremos que tener los ojos preparados para apreciarlo. 
¿Te pasa a ti también que muchas de las personas que te rodean solo se encargan de recordarte lo negativo? ¿Te has planteado que al aventurarnos en cualquier proyecto la mayoría de las cosas que nos suceden son positivas? ¿Te paras a saborear los momentos sencillos que nos brinda el curso de los días? ¿Se te olvida a menudo apreciar y valorar los gestos sencillos que suceden a diario?

Me encantará que me cuentes tu opinión sobre todo esto. Puedes dejarme un comentario más abajo, encontrarme en las redes sociales y contarme, y pasarle este post a quién creas que puede venirle bien.

Acuérdate, compartir es vivir ?
TAGS
5 Comments
  1. Responder

    Paul

    19 enero, 2016

    Eres un poco como Simba, y esa historia acaba muy bien. Felicidades por tu corage Bea.

    • Responder

      Bea

      20 enero, 2016

      Gracias Paul! Un abrazo muy fuerte desde este lado!

  2. Responder

    Lourdes

    21 enero, 2016

    Te va a ir todo fenomenal guapa. Te sigo!

  3. Responder

    Javier

    24 enero, 2016

    Hola Bea, me alegro muchísimo de que hayas, por fin, empezado un proyecto vital tan desafiante y fantástico. La generosidad y hospitalidad son valores que uno se encuentra con cierta frecuencia cuando viaja fuera de España, me alegra que las estés disfrutando.
    Te animo a que continúes, será de los mayores aprendizajes que tengas en tu vida.
    Enhorabuena.
    Javier (amigo de Nuria)

    • Responder

      Bea

      26 enero, 2016

      Javi! Qué ilusión tu mensaje 😀 Gracias por tus buenos deseos.
      Estoy muy feliz e intentando exprimir cada momento al máximo.
      Espero que tú sigas bien 😉
      Os sigo contando!
      Un abrazo fuerte!
      B.

LEAVE A COMMENT

BEA
Around the World

Soy Bea, y estoy cumpliendo mi sueño. He vivido en varios puntos del planeta. He dejado Madrid, mi trabajo y mi vida cómoda para irme a dar la vuelta al mundo. Sin billete de vuelta cerrado y como “viaje exterior e interior”.