MANTÉN LA FORMA VIAJANDO: TRUCOS Y RECOMENDACIONES - Millennial On The Road MANTÉN LA FORMA VIAJANDO: TRUCOS Y RECOMENDACIONES - Millennial On The Road
en peru
Food Nutrición Sin categoría Travel Viajes

MANTÉN LA FORMA VIAJANDO: TRUCOS Y RECOMENDACIONES

By on 29 septiembre, 2016

Llevo casi nueve meses de viaje y físicamente, aunque no estoy en mis máximos de velocidad y resistencia de carrera y natación, estoy en mi mejor época como practicante de yoga, y en general, me siento mejor que nunca. Principalmente es porque mental y espiritualmente me siento mejor que nunca, pero como cuerpo y mente es algo inseparable, y uno no es sin el otro, hoy quiero hablar de cómo llevo esto de mantener mi parte física estando lejos de gimnasios, sin seguir una dieta regular, y sin saber si es domingo o miércoles.

En las líneas que siguen comparto contigo algunos trucos, rutinas e ideas y comportamientos que me mantienen en forma, han hecho que no engorde viajando y siguen haciéndome sentir a gusto con lo de fuera (y dentro). El post lo puedes aplicar tanto a tu viaje de fin de semana como a ut aventura de un mes -o un año- por tu destino elegido.

A MOVER EL CUERPO SE HA DICHO

En la carretera de la muerte, Bolivia

En la carretera de la muerte, Bolivia

Cuando eres viajero la realidad cambia (y esto da igual que lo escriba porque hasta que no se vive no se aprende). El tiempo ya no se mide en horas y días sino que sigue tu ritmo interno, los domingos a veces son miércoles y al revés. A consecuencia de ello, tienes más tiempo y las distancias se ven alteradas. 5 kilómetros es una distancia corta y fácilmente alcanzable en un paseo. Cuando eres viajero, los taxis no existen, se evitan los buses y otros medios de transporte, y se usan las piernas -para situarte, para conocer y para dejarte sorprender haciendo camino. Los ascensores, en países lejos de España no son revisados tan regularmente, por lo que por tu seguridad también dejan de existir.

QUE NO HAY GIMNASIO, ME LO CREO YO MISMA

Después de subir (x2) a MachuPicchu!

Después de subir (x2) a MachuPicchu!

Desde hace unos meses llevo en mi mochila una esterilla para hacer ejercicio. Es de viaje y casi no pesa y se la recomiendo a cualquier persona que quiera convertir su habitación de hotel, o un trocito de parque o playa, en sala de fitness.
He aprendido a usar mi cuerpo como mi máquina de levantamiento, fuerza y estiramiento. Para ello, uso apps que ofrecen programas de entrenamiento en el que puedes elegir no usar ninguna máquina sino solo tu cuerpo (mi favorita es la de Nike).
Eso sí, hay que ser disciplinados y proponértelo de verdad. Si no, of course, encontrarás mil excusas para no hacer hacer ejercicio y probar la nueva cerveza de la zona.

COMO SANO, LOCAL Y LIMPIO

Por supuesto, y si ya me conoces un poco, estoy lejos de viajar y visitar McDonalds o locales de comida rápida. Por el contrario, siempre intento elegir y comer la opción más sana. Crudo mejor que frito, fruta mejor que bollería… Además, intento siempre comer de temporada y comer lo que los paisanos de la zona coman (no hay nada mejor que pasearse por mercados para aprender sus costumbres). Eso de «porque estoy de vacaciones» para saltarte cualquier convicción sobre dietas o cuidados a tu cuerpo no vale cuando llevas casi 300 días viajando. Así que no hay excepciones. Y es lo que te aconsejo, si estás viajando estás viviendo y si has decidido cuidarte mientras vivas, tendrás que cuidarte también mientras viajes.

MEDITO PARA CALLAR LAS ANSIEDADES

De trekking por Vietnam (soy forófa del senderismo)

De trekking por Vietnam (soy forófa del senderismo)

Mi madre está preocupada porque dice que a mi vuelta no voy a poder vivir sin tantos estímulos como experimento actualmente -y razón no le falta. Vivo 24 horas al día rodeada de estímulos, en su mayoría, nuevos y desconocidos estímulos. Esto te induce a un estado de alerta y en constante aprendizaje que llega a agotarte (pero como te agota el ejercicio, de una manera muy buena). Así que medito a diario para volver a mi centro, para evitar las ansiedades, para situarme y saber donde estoy –es muy normal cuando llevas tanto tiempo despertarte en cualquier lugar y no saber durante cinco o diez segundos donde estás.
Medito para sentirme en casa. Para saber que estoy bien y que no importa lo de fuera si lo de dentro está equilibrado. La meditación está íntimamente relacionada a tu estado físico y esto solo lo aprenderás cuando lo experimentes.

3 RECOMENDACIONES MUY SANAS PARA PERDER PESO VIAJANDO

1) MONITORÍZATE PARA NO SER UN VAGO

Aunque vivo sin reloj, en mi tercer mes de viaje o así me volví a colocar mi fitbit (es el más básico, por lo que no me da la hora) para monitorizarme cuánto me estaba moviendo y cuántos kilómetros hacía al día. Tengo puesto que mi mínimo al día sean 10 km y trato de cumplirlo siempre. Te animo a que te monitorices y te marques unos mínimos (aconsejan 10.000 pasos al día, unos 8km para estar sanos).

2) PLANTÉATE COMER MÁS SANO (¿¡QUIZÁ MENOS CARNE!?)

Muchas personas cuando viajan dejan de comer carne o incluso ¡se vuelven vegetarianas! Las carnes de países fuera de la UE no pasan los mismos controles que las de allí y quizá es el momento idóneo para plantearte comer menos animal, más verdura y legumbres.
Te aconsejo que si eres un viajero o viajas constantemente, no te saltes tus buenas costumbres por aquello de «estoy de viaje». Si estás comprometido a cuidar el templo que es tu cuerpo, también has de seguirlo haciendo viajando.
Reduce las ingestas de alcohol (muchos se dan a la cerveza x3 diarias) Son calorías negativas que nos hacen engordar un montón viajando.

3) EMPIEZA A MEDITAR

Si aún no meditas, ¡prueba a empezar! Muchos de nuestros malestares físicos y ansiedades las creamos sin ser conscientes de ello. Mi experiencia me ha demostrado que te quitas un gran peso de encima cuando te das cuentas de ello y empiezas a deshacerte de todo.
Los pesos del alma no se van con dietas. Plantéatelo antes de embarcarte en una nueva e intenta conectar contigo de verdad para ver como avanzar.
(Si quieres empezar a meditar, aquí cuento mi experiencia)

Y ¿tú? ¿Cómo te mantienes en forma viajando? ¿Engordas o adelgazas viajando? 

Puedes comentar más abajo y compartir tu experiencia. Acuérdate, compartir es vivir ?

TAGS
2 Comments
  1. Responder

    Javier Mencía

    1 octubre, 2016

    Hola Bea, me alegra saber que va todo fenomenal y que sigues aprendiendo.
    No suelo hacer viajes sedentarios, me muevo mucho y eso me mantiene en forma. Además, suelo hacer solo una buena comida al día, mientras que las demás son tentempiés para mantener la actividad. Eso sí, en la comida buena diaria me gusta darme un homenaje 🙂
    Ah, y siempre me gusta probar la gastronomía local, aunque sea de un puesto en la calle.
    Adelante con todo, un abrazo!

    • Responder

      Bea

      4 octubre, 2016

      Javi! Qué ilusión tu mensaje. Tus hábitos viajeros alimenticios también los seguía yo cuando viajaba durante menos tiempo. Muy acertados 😉
      En cuanto a la gastronomía local, yo es lo único que pruebo. Y creo que hasta el momento en mi viaje mis favoritas son la peruana, vietnamita y birmana. Abrazos y sigue bien!

LEAVE A COMMENT

BEA
Around the World

Soy Bea, y estoy cumpliendo mi sueño. He vivido en varios puntos del planeta. He dejado Madrid, mi trabajo y mi vida cómoda para irme a dar la vuelta al mundo. Sin billete de vuelta cerrado y como “viaje exterior e interior”.